Tendrá que tratar el agua con cloro, cloración de agua salada o tratamiento UV, como en una piscina subterránea. Sin embargo, tenemos una preferencia por el tratamiento con cloro, más simple de usar y fácil de estabilizar a corto plazo. . También sigue siendo la menos costosa de las tres opciones. Tengan cuidado y comprueben el nivel de cloro regularmente. Una sobrecarga será mala para el equilibrio del agua, para el bienestar de los nadadores pero también para la protección de su equipo.