El monoroue no es una excepción a la tendencia de los objetos conectados! La mayoría de los modelos vienen con una aplicación móvil Android y/o iOS que se comunica con el dispositivo a través de Bluetooth. Esta aplicación permite al usuario consultar el nivel de la batería, el kilometraje y ver en un mapa los viajes realizados; el usuario también tiene acceso a varios ajustes, como la velocidad máxima, la sensibilidad del pedal o el color de los LED decorativos. Algunas ruedas son incluso equipado con altavoces para reproducir música de su smartphone… Un consejo antes de que se quiebre: elija un modelo de un fabricante con oficinas y distribuidores en Francia. De este modo se garantiza que su monorrueda cumple con las normas y directivas vigentes (1), que se refieren en particular al cargador de baterías (directiva 73/23/CEE) o a las normas de comercialización (directiva 2006/42/CE). Cuidado con las menciones fantasiosas que a veces adornan las hojas descriptivas, como “Producto certificado CE – monociclo eléctrico autoequilibrado” (2): ¡no se refieren a ningún texto existente!