El rango es probablemente el criterio más importante para comprar un amplificador wifi. Por suerte, todos los fabricantes se toman la molestia de indican las características del modelo que ha diseñado para ayudarte a tomar la decisión correcta. Si vives en una casa de varios pisos, o en una casa grande con jardín, el equipo debe tener una banda de frecuencia de al menos 5 GHz. Podrás navegar por Internet casi en cualquier lugar con una frecuencia tan alta o incluso hacer funcionar tu robot aspirador conectado. Si vives en un pequeño apartamento de varias habitaciones, un extensor de 2,4 GHz probablemente será suficiente, pero también debes tener en cuenta el tipo de velocidad que ofrece el modelo que estás comprando. Hay dos tipos de wifi en casa: Wi-Fi N y Wi-F AC. El primero opera en dos bandas de frecuencia, a saber, 2,4 y 5 GHz. Pero el segundo sólo funciona en las bandas de 5 GHz. Así que, si eliges un amplificador que opera en 2 bandas de frecuencia cuando tus necesidades no son muy altas, pagarás más dinero por nada.