El relleno del colchón determina la comodidad de la recepción. La bienvenida es la primera sensación que sientes cuando te acuestas en la cama. En general, cuanto más grueso y mejor sea el relleno, más suave y cómodo será el colchón. Una buena acogida de la ropa de cama El relleno puede ser de lana, algodón, seda, espuma, látex, poliéster… Si tiene tendencia a transpirar, elija materiales naturales. Según el material utilizado, el relleno puede ser suave, flexible o dinámico. En general, la bienvenida se elige de acuerdo a sus gustos. Algunos preferirán una bienvenida tónica y otros una bienvenida muy suave. Con la edad, es preferible optar por una comodidad suave en lugar de una dinámica.